Predicciones para el Año del Tigre (2010)

Cristina A. Engfui

Este año, nadie escapará del escrutinio público. Lo que va del año lo ha demostrado, algunas veces de manera estrambótica, como han sido los casos de escándalos sexuales dentro de la iglesia católica  y las ligas de algunos políticos con organizaciones narcotraficantes. Seguirán más revelaciones por el estilo, sobre todo durante los meses del mono (Agosto) y el gallo (septiembre).

Veremos que las malas noticias, las guerras corporativas y la exaltación de la frivolidad tratarán de opacar las expresiones de un orbe que clama por recobrar sus valores y con ello, su humanidad.Es por eso que este año será decisivo a la hora de ver al futuro.Tenemos que considerar con calma cada acción, cada línea en los periódicos. La recomendación general es la de actuar en bien de todas las comunidades y dejar de lado el individualismo.

Los meses difíciles

Los meses más complicados serán los que representan a los signos que no se llevan bien con el tigre:

Febrero: Mes del tigre. Dos tigres juntos en una misma jaula pelearán por la misma presa, pero no querrán compartirla. Un evento que fue grave, pero poco ponderado en la prensa internacional está ligado a la serie de terremotos devastadores en el cono sur. En este caso, de la zona donde está alojado el cinco amarillo (1) se desprendió el gigantesco iceberg llamado B17B que ahora va camino al sur de Australia.

Mayo: Serpiente. La serpiente desconfía del tigre. Será el mes de las teorías de la conspiración. Como los elementos conjugados durante este mes dependen mucho del clima, veremos incendios al oeste y noreste de Meso y Norteamérica e inundaciones en el extremo sur de Sudamérica y el Caribe. Los terremotos seguirán, sobre todo si se sigue afectando las zonas este y noreste del planeta donde está alojado el Gran Duque (2)

Agosto: Mono. Tradicionalmente se cree que el mono es el némesis del tigre porque está formado del elemento enemigo del felino: el metal.

Pero, como este año es un año cuyo elemento es de metal, el mes de agosto no será tan brutal como lo fue agosto de 1998, que fue el año del tigre pasado.

En este mes, los problemas serán sociales, provocados por errores cometidos por las altas esferas del poder en el mundo. Los poderes que van del ejecutivo hasta el clerical estarán, digamos, incómodos. Algunos hasta serán derrocados, sobre todo los que estén localizados en las zonas ya mencionadas: suroeste, este, noreste y norte del planeta.

Septiembre: Gallo. Este mes será también difícil, tal vez más difícil que el mes anterior. Eso se debe a que se conjuntan más energías destructivas. Sumado a los conflictos económicos y sociales, la energía del mes del gallo trae más eventos telúricos de importancia. Sin embargo, el mes entero traerá también buenas noticias en los campos científicos y académicos. Como a los medios de comunicación eso les tiene sin cuidado, deberemos aprender a crear criterios de búsqueda bien delimitados en la internet y en publicaciones periódicas serias.

Diciembre: Rata. Si bien este signo no choca del todo con el año del tigre, es muy posible que se vean encarcelamientos y muertes de famosos durante todo este mes, ya que la energía del mes de la rata chocará con los elementos de salud y familia. Es posible que esto provoque más desplazamientos de humanos y animales migratorios. Algunos de estos desplazamientos serán dolorosos e inusuales. Cardúmenes enteros serán desviados de sus rutas comunes y es posible que eso afecte el comercio marítimo.

Los desplazamientos en el norte del planeta se deberán a fuertes tormentas y heladas. Estos desplazamientos en el sur se deberán a incendios y deshielos.

Las buenas noticias

En cuanto a las noticias amables en esta predicción oscura, los meses que no he señalado: enero, marzo, abril, junio, julio, octubre y noviembre serán meses que poco a poco irán sacando de las clases media y baja lo mejor de sí mismas. Serán momentos de renacimiento en cuanto a conciencia social y cósmica se refieren. Serán meses que intercalados entre los meses violentos, serán de reconstrucción, sí. Pero esta reconstrucción será la praxis de una sociedad humana más justa y despierta. Nos está preparando para llegar menos asustados al fatídico año del dragón que viene.

Las sacudidas que hemos sufrido en nuestra región nos han traído una conciencia de conjunto humano cada vez más solidaria.

Aun cuando las cosechas industriales serán tardías, cada vez más gente verá a sus azoteas y balcones como medio de subsistencia familiar, cambiando la mentalidad, digamos “lumpenizada”  en las mentes de niños y adolescentes, al menos en nuestras ciudades principales. Esa es una predicción esperanzadora.

El tigre de metal es un maestro gruñón que exige a otros enseñando. Sin ejemplos, sin consideraciones. Es un maestro que no toma en cuenta las colegiaturas. Incorruptible al extremo. No será propicio usar palancas, ni tratar de burlar a médicos y científicos. Este es el año para tomar responsabilidad de nuestro más preciado tesoro como humanos: El libre albedrío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: