The Children of Huang Shi

Los niños de China

Erika Oliva

 Basada en hechos reales, The children of Huang Shi, es  una co-producción china, alemana y australiana.  El enfoque es totalmente diferente a lo que tenemos ya conocido en las películas cuya acción transcurre en la guerra.

Lejos de  tomar un tema bélico como pretexto para mostrar imágenes morbosas y favoritismo ideológico y político (a favor o en contra del comunismo), el director, Roger Spottiswoode, apuesta con éxito a usar la guerra como un mero escenario para contar la historia de un hombre excepcional que abandonó su vida e intereses personales para amar y proteger a los más desamparados.

 En la década de 1930, durante plena ocupación japonesa en el territorio chino, el periodista gráfico, George Hogg, graduado de economía en la universidad  de Oxford, decide aventurarse en un viaje hacia la tierra invadida de Nanking.

 Siendo testigo del asesinato de personas inocentes y una serie de injusticias propias de cualquier guerra, Hogg queda prisionero en ese lugar. Perdido, herido y con desconocimiento del idioma, se encuentra con el mercenario chino Chen Hansheng y la doctora Lee Pierce, quienes le ayudan a refugiarse en  un orfanato donde cambiará el destino de más de 60 niños huérfanos chinos. Se  convierte en su maestro, guía y prácticamente única esperanza en el mundo, pues, orillado por las situaciones bélicas, decide llevarlos a tierras más seguras.

 Con un complejo guión cuya manufactura tardó ocho años por las dificultades de utilizar tres idiomas (inglés, chino y japonés), Los niños de China nos ofrece una trama interesante y conmovedora, lo mismo que emocionante y llena de acción.

 La narrativa visual y la fotografía hacen una propuesta artística bastante interesante, pues, en el caso de escenarios decadentes, ayuda a los espectadores  a captar detalles contextuales mientras que en el caso de bellas locaciones permite que los paisajes hablen por sí solos.

 Las atmósferas ambientales  son creadas precisamente para reflejar desde la individualidad de los  personajes la situación histórica, temporal , cultural y, a pequeños momentos, económica, de una época que hermosamente se resalta con los escenarios naturales. La película fue filmada en locaciones de la ciudad de Dunhuang, muy cerca de la Muralla China.

 Digno de apreciar es que, el tema, a pesar de ser difícil, sea abordado con el mejor gusto posible. Las imágenes de guerra son únicamente las necesarias para recrear con fidelidad una situación real, lo que no obliga al espectador a presenciar muertes inverosímiles y sangrientas para impactarlo, sino que, por el contrario, la solemnidad y el respeto por la pérdida de la vida le ofrecen un enfoque mucho más reflexivo.

 Otro punto interesante es que las cualidades humanas de los personajes resaltan a cada momento, lo que permite que desde el principio uno pueda apreciar la película desde una perspectiva más sensible. Nos encontramos ante personajes que tienen una actitud propia perfectamente bien justificada y congruente, lo que sin duda no hubiera sido posible sin la elección de un reparto respaldado por actores experimentados como Chou Yun Fat (Cheng)y jóvenes talentosos como Radha Mitchell (Lee) y Jonathan Rhys Meyers (Hogg).

 Los niños de China muestra una parte importante de la historia china, y el suceso particular de “La larga marcha”—como es conocida la larga travesía de Hogg—a  través de desiertos y montañas en busca de un futuro para aquellos niños abandonados a su suerte (algunos de los cuales, ahora ya hombres, dan sus conmovedores testimonios al final de la película).

 

El filme vale la pena porque además de ofrecernos una hermosa historia de amor, vocación  y valor verdadero, podemos apreciar muchas de las situaciones y formas de vida de aquellos años, lo que le da a la película un plus por la excelente documentación y ambientación histórica que, sin duda, nos ofrecen un acercamiento a la historia y cultura de China.

 

Ficha técnica

 Director: Roger Spoottiswoode

Género: Drama

Guión: Jane Hawksley, James MacManus

Duración: 1O5 min

Reparto: Jonathan Rhys-Meyers (George Hogg), Radha Mitchel (Lee), Chou Yun Fat (Chen Hansheng), Michelle Yeoh (Mrs.Wang).

Fotografía: Xiaoding Zhan

Edición: Geoggrey Lamb

Año: 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: