Un país indomable, un año feroz

Cómo sobrevivir la segunda mitad del año en un país caballo

 Por Cristina A. Engfui

¡Arre, Plata!

El llanero solitario

¡Qué karma! Una madrugada del 16 de septiembre de 1810, cierto cura tomó en brazos un bebé país, que con el tiempo se llamaría Estados Unidos Mexicanos.  Desde entonces, los que vivimos en este país estamos rodeados de una energía especial que podríamos comparar con una hoguera. 

Bajo el signo del fuego, estos últimos doscientos años han sido una constante revuelta, de tal suerte que parece que no ha parado la guerra desde que comenzó esa noche hace poco menos de 200 años, durante un año del caballo de metal. 

México, país Caballo.

El caballo es de complexión fuerte, difícil de dominar y más aún de educar. El que se atreva a educarlo deberá tener las dotes del mejor vaquero del mundo. Pocos se atreven a ensillar a este animal que da coces hasta creerse libre, para luego ser tentado por las dulces “zanahorias” que le arruinarán el apetito a la hora de la cena formal. El caballo es de signo Fuego, pero 1810 fue un año de metal, por lo tanto, tenemos aquí un caballo de metal. 

El caballo de metal es el más caprichoso de los caballos. Es talentoso e intuitivo, pero tiene tanta energía que se dispersa, no pone atención y acaba repitiendo sus errores una y otra vez. ¿Les suena familiar? 

Si consideramos su hora de nacimiento, como el momento en que ocurrió el grito de Dolores, justo a media noche, el nacimiento del país ocurrió a la hora de la rata. Esto hace de este caballo uno muy desconfiado y hasta nervioso. En cuanto al mes de nacimiento, tenemos que México nació durante el mes del gallo. Es por eso que como nación, nos encanta hacer ruido. 

México además nació durante un día del búfalo, eso le hace ser macho a la quinta potencia, pero trabajador. Sí. Ya sé que parece mentira, pero cualquier extranjero puede asegurarles que no hay gente más trabajadora que los mexicanos.

Farol de la calle…

El mes de nacimiento, septiembre, nos habla de la salud del país.

Por ejemplo, la crisis del AH1-N1 del año del búfalo anterior, comenzó a afectar la salud del país a partir del mes del conejo (marzo) para luego estallar en el mes del dragón (abril).

El signo del conejo choca con el signo del gallo, que es el que representa al cuerpo físico del país, por lo tanto nos fuimos de bruces con el asunto del virus, poniendo en evidencia la situación de la salud pública en el país, entre otras linduras. 

La carta del país es la carta de quien sobresale en una fiesta. Es carismático, guapetón. Muy divertido, trabajador aunque irresponsable y sumamente irritable. A México hay que amarlo o hay que odiarlo. Así sin medias tintas, a los que cabalgamos semejante percherón no nos queda más que sentirnos en el tiovivo. ¡Socorro! 

México y el signo Tigre

Ahora bien. Tigre (2010) y caballo pueden llevar la fiesta en paz, siempre y cuando al caballo pase de largo los ímpetus bélicos del tigre. Pero es común que el caballo se involucre en las andadas violentas del Tigre.

En el aspecto positivo, la relación entre ambos es muy divertida. Así que este año, no faltarán motivos para reírnos hasta del chiste más cruel (¡Un, dos, tres por Paulette y Diego que están bajo la cama!). 

También hay mucho amor, mucho sex appeal. Lo cual nos hace más atractivos como individuos ante la comunidad mundial. Pero creo que esta situación más que hacernos “sexies” nos hace un poco patéticos y eso despertará la solidaridad de otros países. 

Errores que se repiten

Es probable que los hacedores de la historia de la república ni siquiera estén conscientes de estar repitiendo errores cometidos hace no 200 años, sino errores de vidas pasadas, de cuando éramos colonia, y según mis cálculos, el nuestro era un país rata (tomando en cuenta la llegada de Carlos I en 1516), reencarnado a partir de un país búfalo (tomando en cuenta la fecha de la fundación de la gran Tenochtitlán en 1325). 

Si tomáramos en cuenta estas fechas como si España fuera nuestro padre y nuestra madre fuera Tenochtitlán, saldría peor… No hay nada más difícil para un caballo que tener padres búfalo y rata. 

Si la de México fuera la carta natal de una persona, le diría que tratara de ser menos aprehensivo y “mocho”, que intentara tener una vida sexual más saludable, menos “freudiana”.

Le invitaría a hacer una terapia no verbal o de plano que se fuera a vivir a otro lado, sobre todo al sur del continente.

 Temblores, huracanes y traiciones

Al principio del año, México experimentó lo que básicamente cualquier persona del signo del caballo vivió: un invierno convulso y violentado en su integridad, aún enfermo de las malas decisiones que se hicieron en el pasado. El cerebro colectivo del país estaba realmente confundido. México vivió este 2010 un invierno de miedo y una primavera patas arriba, alborotado sexualmente y poco prudente en muchas formas.

 Durante el verano, se verán afectadas varias zonas del país.

Noreste. Donde podemos esperar enfermedades y pleitos violentos. Huracanes, falta de responsabilidad por parte de los hijos, divorcios.

Noroeste. Separaciones familiares, traiciones de todo tipo y chismes. Adulterio.

Norte. Violencia, enemistades poderosas. Temblores tanto físicos, como sociales. Traiciones.

Sur. Enfermedades leves, pero constantes.

 Crecimiento de la sociedad

En el aspecto positivo, México mostrará avances importantes a nivel científico y en cuanto a sus organizaciones no gubernamentales. Digamos que la sociedad civil cumplirá su llegada a la juventud, dejando atrás una adolescencia que nos tenía amargados a todos.

Pero desgraciadamente esta llegada a la juventud vendrá sin el apoyo de los “padres”. Las múltiples organizaciones y ONGs tendrán que sobrevivir sin la aprobación del gobierno federal. En este caso, habrá una oportunidad dolorosa de crecer y dejar atrás la noción de Estado-Padre que tanto nos pesa en estos días.

 Lo internacional

Los países interesados en la riqueza económica y espiritual de México son España (rata) y os Estados Unidos de Norteamérica (mono).

Ambos signos se oponen al caballo y además pueden controlarlo. Y a juzgar por la situación actual, lo están consiguiendo. Es como si España fuera una madre celosa y posesiva y EUA un rival abusivo. Ambos quieren controlar al país y tienen las herramientas para lograrlo gracias a que el caballo es fácilmente corruptible. Requiere mucha “buena vibra”, mucho amor propio. Algo que culturalmente, en este país, es calificado de estupidez. 

A finales de año, alrededor del mes del gallo en septiembre, es posible que el país sufra una leve recaída en cuanto a la salud pública. Todo esto será oculto bajo más cortinas de humo. Los nativos del año del caballo podrán ver, en resonancia con lo que ocurre en el país, que los que parecían aliados, estarán metidos en cada conspiración que harían sonrojar  hasta a Jaime Maussan.

Conclusiones.

Hace algunos años, en Argentina surgió la iniciativa de refundar espiritualmente al país austral.

Tal vez no sea mala idea aprovechar el año del tigre para buscar una solución. Buscar las estrategias para refundar al país hasta el año que entra que es Conejo, ya que un país tigre sería peor para nosotros..

El mono (EUA) que tenemos en la espalda nos puede hacer mucho más daño que bien. Un país conejo podría controlar al búfalo español y enamorar al mono gabacho.

 Requerimos de mucha más paciencia e inteligencia de la que se le puede pedir a un cuerpo colectivo, pero tal vez se pueda lograr. La recomendación que he hecho a los nativos del año del caballo que tienen una carta natal parecida a la del país, es que tengan mucho cuidado con lo que piensan, que no tienen por qué hablar acerca de lo que sueñan, eso le quita energía a lo que hacen. 

Celebrar una independencia que no existe, es como pedirle a un hijo lerdo y consentido que se responsabilice de sí mismo de la noche a la mañana.

 Aunque eso quizá no sea tan mala idea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: