HISTORIA Y LEYENDA DEL FENG SHUI

Gloria Estela Varela Porras

Gevarela2001@yahoo.com.mx

 El Feng Shui es una de las ciencias chinas que ha entrado más tardíamente en Occidente, pero actualmente está teniendo gran desarrollo y difusión en Europa, Estados Unidos, México y muchas otras partes del mundo que han mezclado sus propias tradiciones con esta tradición milenaria. Su propósito consiste en identificar y si es necesario, modificar o activar las diferentes energías que circulan por las viviendas y lugares de trabajo afectando a sus ocupantes.

 En la antigüedad y actualmente también, los grandes maestros de Feng Shui practicaban también la medicina china, el Chi-kung, el Tai-chi y otras disciplinas, por ejemplo, la quiromancia y la astrología, fundadas todas sobre la Teoría de los Cinco Elementos sobre la que hablamos en otro artículo. El tener ciencias basadas en una misma teoría le da mucha congruencia al conocimiento.

 Algunos hallazgos arqueológicos y ciertas leyendas sugieren que  el Feng Shui surge  en China  en la época prehistórica. Algunas fuentes dicen que tiene 5000 años y otras 3000 y que empieza a estructurarse a partir  de la observación que el hombre hizo de su entorno, cuando su vida dependía totalmente del ciclo agrícola: el tipo de terreno,  los vientos, la lluvia, el clima en general,  vegetación y de los animales existentes en cada zona del país.

 Los antiguos pobladores de lo que hoy es China—como hicieron muchas otras culturas también—buscaron los sitios cercanos a afluentes de agua y con topografía propicia para establecerse y asegurar su sustento básico. A la vez, se aseguraron que esos lugares  les proporcionaran  resguardo de las inclemencias del tiempo. Desde que el hombre tiene la capacidad de pensar ha reconocido su total dependencia de la naturaleza. De este conocimiento surge una de las dos escuelas tradicionales de Feng Shui: la escuela de la forma

Existen, lógicamente, pocos datos fidedignos que puedan arrojar evidencias contundentes acerca de cual fue realmente su  origen. Esto fue en los tiempos que aún no nacía la escritura, cuando los conocimientos se transmitían oralmente de maestro a discípulo por generaciones. Todavía hasta principios del siglo pasado había sabiduría que era transmitida de esta manera. 

Hay expertos que consideran que el origen del Feng Shui se puede rastrear en el Libro de los Ritos,  uno de los 5 libros clásicos y también se dice que los trigramas del Pa Kua provienen del I Ching o libro de las mutaciones. Es posible,  desafortunadamente, que antiguos textos de los que pudiéramos obtener más información hayan desaparecido o que los conocimientos existentes  se deformaran con las sucesivas traducciones hechas con el paso del tiempo.

Antes de conocerse este arte o ciencia como Feng Shui, era nombrado  Kan Yu o Hum Yue—alza  la cabeza y observa el cielo, baja la cabeza y observa la tierra—. Los poseedores de estas técnicas eran personas de poder y muestra de ello es que intervinieron en todas las construcciones importantes de la antigua China por ejemplo, la Ciudad Prohibida. 

A medida que China fue evolucionando, el Kan Yu o Feng Shui dejó de regirse solamente por el sentido común y empezó a utilizar una serie de conocimientos,  reservados a las altas esferas de las cortes imperiales como una manera de crear lugares sagrados—templos,  tumbas y palacios—, en donde existiera armonía y equilibrio para favorecer a vivos y muertos, ya que se pensaba que la situación de estos últimos influiría en sus descendientes. 

Probablemente el Kan Yu cambió su nombre por Feng Shui, porque la gente común observaba que los expertos pasaban largo tiempo sintiendo los vientos y mirando el agua que son vitales para la circulación del movimiento de la energía o chi.

 Luang-hsi, situado en el sudeste de China, cuyas colinas se encuentran fantásticamente moldeadas y cuyos ríos han sido alabados por pintores y poetas, fue precisamente el lugar en donde en el siglo IX, el sabio Yan Yung Sun hizo el primer manual de la escuela de la forma, probablemente inspirado en el paisaje. 

Un siglo después, los eruditos del Norte se dieron cuenta de que la teoría de la forma era muy subjetiva y enfatizaron la importancia de cálculos matemáticos precisos, elaboradas fórmulas y diagramas que toman en cuenta astronomía, calendario y puntos cardinales dando como resultado la escuela de la brújula.

 Ambas escuelas reflejan la antigua tradición de la que no se habían elaborado métodos detallados hasta el siglo IX o X D.C.

 El Feng Shui era reconocido por el gobierno imperial y su utilización estuvo directamente supervisado por el emperador hasta la llegada del gobierno comunista. Mao Tse Tung trató de erradicarlo como muchas otras costumbres y conocimientos durante la Revolución Cultural. Prohibido en China, sobrevivió en Malasia, Singapur, Taiwán y Hong Kong .

 El Feng Shui es más que un simple folklore, más que un conjunto de costumbres o simples intuiciones. Se trata de un sistema en el cual los principios y reglas están basados en observaciones y datos estadísticos obtenidos a lo largo de los años.

Etiquetas: ,

2 comentarios to “HISTORIA Y LEYENDA DEL FENG SHUI”

  1. Me encanta porque es muy importante para mí conocer más acerca de mis raíces. Todo lo relacionado con el oriente me interesa mucho. Muchas felicidades por la revista! Está excelente! Les auguro mucho éxito!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: