Documentos de mujeres: Nu Shu

Orquídea Fong

De ser un fenómeno producto de la opresión y el machismo, ha pasado a ser un orgullo nacional chino y una valiosa herencia cultural que interesa a miles de personas. Se trata de la antigua escritura fonética llamada Nu Shu, desarrollada, según se cree, hace 17 siglos y usada exclusivamente por mujeres Yao de la  región de Hunan.

Nu significa “mujer” y “shu” significa “libro”, “documento” o “escritura”. Es una forma de escritura fonética del lenguaje de la etnia Yao. Fue inventada y utilizada exclusivamente por mujeres con el fin de esconder sus comunicaciones de los ojos de los hombres y además, para poseer un medio de escritura, ya que les era negada la enseñanza de la escritura tradicional.

A pesar de que su código era secreto y sólo se transmitía de madres a hijas o entre parientas muy cercanas, la práctica del Nu Shu era conocida por los hombres. Sin embargo, se cree que era catalogada como una práctica brujeril o quizá, me atrevo a pensar, como mera necedad femenina.

Además de servir de lenguaje para recados, cartas y otros documentos, los signos del Nu Shu eran muchas veces motivos ornamentales de pañuelos, cuellos, chalecos y tapices. También servía para confeccionar bellos libros en tela, adornar abanicos y otros objetos que, se cree, fungirían como soporte para los mensajes encriptados. La existencia de esta forma de comunicación brindó a las mujeres de la sociedad feudal china (enclaustradas en sus casas) un valioso medio de apoyo mutuo y de expresión personal.

Las pocas conocedoras del Nu Shu que llegaron a nuestros tiempos han relatado que se compusieron poemas y canciones utilizando este sistema. Que existían unas compilaciones de consejos llamadas “Libros del Tercer Día”, que se enviaban (a los tres días de su boda) a la recién casada que había partido a otra aldea, para darle ánimo, consuelo y consejos para sobrellevar su nueva existencia.

Como tantas manifestaciones culturales tradicionales, el Nu Shu sufrió las purgas “purificadoras” de la Revolución Cultural.  Si  a esto se le añade el hecho de que usualmente los documentos escritos en Nu Shu se destruían a la muerte de su autora, se tiene como resultado que a nuestros días han llegado muy escasas muestras de este lenguaje escrito.

En la década de los 8o, la existencia del Nu Shu fue descubierta por el mundo académico chino. De ese tiempo a la fecha se han realizado infinidad de estudios y las pocas mujeres que todavía conocían el Nu Shu se convirtieron en profesoras. Ahora, Hunan tiene un Museo del Nu Shu, una escuela donde se enseña el lenguaje a hombres y mujeres y un negocio creciente: los poemas, cartas y breves pensamientos escritos en Nu Shu se han puesto de moda. Las mujeres de la etnia Yao han encontrado, en este filón, un medio de mejorar su nivel de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: