Idioma chino: la sintaxis lo es todo.

Orquídea Fong

Aprender chino es difícil, ni duda cabe. Pero a pesar de su fama, no resulta ser imposible, ni mucho menos, el idioma más difícil del mundo. Yo, que he estudiado chino, francés, italiano e inglés (sin dominar más que este último), puedo decir que encontré mucho más difícil el francés que el chino, debido a la gramática.

No obstante, el idioma presenta particularidades que hay que dominar y hasta fecha reciente, la literatura para la enseñanza del chino no era la más adecuada. Era hecha por profesores nativos del idioma chino que difícilmente comprenden las dificultades del hispanohablante. El mejor material que he visto para el aprendizaje del chino está escrito en inglés. Si el estudiante lo domina, puede acceder al chino, pero, ¿si no?

Considerando esta y otras cuestiones que afectan al hispanohablante que desea aprender chino, la profesora Liljana Arsovska, investigadora y docente del Colegio de México, elaboró la “Gramática práctica del chino”, fruto de diez años de preparación.

En un documento introductorio al libro, disponible en la página web del Centro de Estudios China México, de la UNAM, la profesora reseña los lineamientos básicos de su obra y nos señala en dónde se encuentran las principales dificultades que enfrenta el estudiante de habla hispana.

“Este libro de texto lleva al estudiante de la mano por los laberintos de la escritura, fonética y gramática del chino desde la palabra, a través de la frase hasta el enunciado simple y complejo”, asegura la autora.

Y nos revela el meollo de la dificultad central del idioma chino: “la ambigüedad del significado de las palabras que sólo se precisa por medio del sitio que la palabra ocupa en el enunciado chino”, es decir, lo que determina el sentido del enunciado  es la sintaxis, el orden que tengan las palabras en un enunciado.

Y nos da un ejemplo muy sencillo para entenderlo. En español, podemos decir perfectamente:

Yo manejo el auto de mi padre.

El auto de mi padre manejo yo.

A pesar de alterar el orden de las palabras, el sentido de la frase se conserva gracias a las terminaciones de verbos y complementos. Pero en chino no podemos hacer ese cambio de orden, porque entonces cambiamos por completo el significado.

我   开  爸爸 的 车.

Wŏ kāi bàba de chē.

Yo manejo el auto de mi padre

爸爸的车开我.

 Bàba de chē kāi wŏ.

El auto de mi padre me maneja

<<La gramática del español descansa en conceptos tales como género y número de los sustantivos y los adjetivos, tiempos gramaticales de los verbos y muchos otros conceptos que dependen de la memoria y carecen de una explicación lógica. En cambio, el chino prácticamente no posee gramática, pues como dijo el gran lingüista chino Zhao Yuanren: “la sintaxis es toda la gramática del chino.” En el chino la palabra desprovista de cualquier yugo gramatical, en el enunciado debe de ocupar un lugar fijo para explayar un significado fijo y así ofrecer un sentido lógico.>>

Nos dice la autora que para cada regla existen numerosas excepciones, pero que aún así, el aprender las reglas y seguirlas, nos garantiza el poder hacer frases comprensibles. El lenguaje coloquial, como en cualquier país, se transforma a diario y está lleno de creaciones populares que no se pueden aprender mediante el estudio académico, sino con largos años de vivir en China.

El orden básico de una frase china es sujeto + predicado, también llamado tema + complemento por algunos lingüistas chinos, ya que la noción de sujeto y predicado es propia de los idiomas indoeuropeos, familia ajena al idioma chino. Según la autora, es mucho más propio dividir el enunciado chino en tema y complemento.

Gracias al comparativo que realiza continuamente entre las estructuras del español y el chino, la profesora hace accesible el aprendizaje del chino a los estudiantes de habla hispana. Naturalmente, hay que contar con un buen conocimiento de las nociones gramaticales y sintácticas en general: verbo, sustantivo, adverbio, objeto directo y más. Mediante estos conceptos, se nos acerca a la lógica del idioma que tiene la mala fama de ser tan difícil que ha dado origen a la expresión: “está en chino”.

Para adquirir esta obra, acuda el lector a la librería del Colegio de México. Este libro, presentado en diciembre del 2010, con toda seguridad se volverá indispensable para los cada vez más numerosos estudiantes del idioma chino en México, América Latina y España.

One Comment to “Idioma chino: la sintaxis lo es todo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: