Archive for ‘Japón’

24 septiembre, 2011

Sputnik, mi amor

Un universo de dobleces

Erika Oliva

 “Aquella mujer amaba a Sumire. Pero no podía sentir por ella deseo sexual. Sumire amaba a aquella mujer y además, la deseaba. Yo amaba a Sumire y la deseaba. Sumire me quería, pero no me amaba ni me deseaba. Yo podía sentir deseo por otras mujeres sin nombre, pero no las amaba. Era todo muy complicado.”

Muchos críticos concuerdan  al afirmar que Sputnik, mi amor es una novela por debajo de los otros trabajos de Haruki Murakami, que tiene altibajos y  se desprende en una serie de eventos  de ficción que únicamente sirven para reavivar la narrativa cada que se vuelve tediosa. Algunos otros creen que es una buena  historia muy  bien resuelta, un trabajo  reflexivo sobre la naturaleza de la vida y el mundo.

Las dos posturas tienen su parte de verdad, todo depende del enfoque. Precisamente se crea la controversia debido a que la novela está escrita exactamente para ser,  por un lado, una historia de amor que cae en algunos altibajos y resuelve la trama de manera injustificada y fantasiosa, y por el otro, una obra  con  fuerte carga de  contenido onírico y simbólico que  reflexiona (casi filosóficamente) sobre el ser humano.

read more »

1 septiembre, 2011

Tesoro Sagrado del Dragón, Luis Nishizawa

Reconocido pintor mexicano, hijo de japonés, creció embebido del paisaje campesino de Cuautitlán, Estado de México. Premio Nacional de las Artes en 1996 y Catedrático de la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Su aporte al arte es invaluable.

Conoce más acerca de este artista plástico. Pág. 29, Revista Bamboo 7.

28 marzo, 2011

China ante Japón: lecciones para México

Pablo Chávez Meza

México,  celebró el año pasado el Bicentenario del inicio de su Independencia y  mucho se podrá decir entorno a esta festividad. Son ya 200 años de “nación libre y soberana”, con libertad de conducir nuestra propia economía, y sin embargo, a lo largo del siglo pasado y en lo que va de éste, el país no ha aprovechado los beneficios que le ha significado estar al lado de la economía más fuerte del mundo.

Y es que hace un par de meses nos despertamos con la noticia de que China había desplazado a Japón como la segunda economía del mundo. Y bueno, se preguntarán esto qué relación tiene con nosotros como nación.

Aunque no lo crean, mucho. China es una nación con una cultura milenaria, tan vieja como las propias culturas que se asentaron en lo que hoy conocemos como México. Sin embargo, esa nación asiática con el pasar de los años giró hacia un modelo económico distinto al que se optó aquí.Mientras que por muchos años nuestra economía estuvo basada en las exportaciones petroleras, China tenía un sistema comunista, donde el capitalismo era impensable.

read more »

17 marzo, 2011

HARUKI MURAKAMI. El retrato de la contradicción

Por Álvaro Fong Varela

Me estaba preguntando qué diablos le había visto a la portada de ese libro.

Me encontraba tratando de matar un poco de tiempo en una de las calles de la colonia Polanco en la Ciudad de México. Me metí a una librería que tal vez haya pasado de frente unas 40 veces. Pero esa vez todo fue diferente. Me metí a la librería. Sólo tenía 120 pesos para gastar y decidí, por primera vez en mucho tiempo, que esa ocasión no me gastaría mi dinero en discos de heavy metal, sino en un libro. ¿Pero, qué libro?

Siempre me pasa lo mismo. Apenas la punta de uno de mis pies entra a una librería, mi personalidad se trastoca. Como que surge otro yo que sólo se manifiesta rodeado de libros, y como guiado por una mano divina, empieza a guiarme por los pasillos hasta encontrar alguna novela que me atrape, que me haga olvidarme de mi mundo y sumergirme en el suyo, al menos en lo que duran los trayectos de metro, trolebús y microbús a diario tomo para llegar a mi trabajo.

 

read more »

14 marzo, 2011

La leyenda de Hachiko

Erika Oliva

Una de las más grandes atracciones turísticas en Japón  está en la estación de Shibuya, en la ciudad de Tokio. Allí se erige una estatua muy especial que diariamente recibe miles de visitantes  conmovidos por la maravillosa historia detrás de la imagen, quienes  acuden a rendir homenaje a la lealtad y amistad verdadera.

El personaje del monumento es Hachiko, un perro de raza Akita que vivió muy cerca de la estación con su amo, el profesor de agricultura Eisaburo Ueno en el año de 1923.

Como un amo cariñoso y comprometido, el profesor dedicaba gran parte de su tiempo a Hachi (como solía llamarlo), y con el tiempo el lazo entre ellos fue haciéndose cada vez más fuerte,  hasta tornarse irrompible.

Cada mañana Hachiko acompañaba a su amo hasta la estación de Shibuya, y exactamente a las tres de la tarde esperaba su regreso en el mismo lugar. Este suceso despertó pronto la curiosidad entre los trabajadores de la estación que observaban a Hachi acudir diariamente sin falla en el mismo horario.

El 21 de mayo de 1925, víctima de un ataque cardiaco, el profesor Ueno falleció en la universidad. Hachiko acudió  a la estación como de costumbre, y esperó por su amo sin saber que  esta vez no lo vería regresar.

Hachi es conocido como El perro fiel porque durante los años que sobrevivió a su amo, esperó cada día en la estación su regreso. Al principio trataron de conseguirle hogares diferentes pero invariablemente, el perro siempre escapaba para esperar por el profesor a las tres de la tarde, hasta que un día ya no partió. Días y noches enteros esperó en la estación sin importar el clima adverso que cambiaba con las estaciones que seguían avanzando. Ni siquiera la lluvia o la nieve lo hicieron desistir de su espera.

Los trabajadores de la estación se encariñaron tanto con el perro que lo alimentaban y le daban muestras de afecto. La historia logró conmoverlos tanto que incluso mandaron construir una estatua del perro en 1934.

Hachi murió en 1935. Diez años duró su espera tras la muerte del profesor y su historia es un legado no solo para los japoneses sino para toda la humanidad.

A la japonesa

La primera adaptación fílmica de la historia es Hachiko Monogatari, película de 1987 dirigida por Seijiro Koyama. La versión trata de apegarse mucho a la historia real y abarca desde el nacimiento de Hachi hasta su reencuentro espiritual con el profesor Ueno.

Es una cinta hecha completamente al estilo de la escuela del cine clásico japonés, con secuencias largas y de ritmo apaciguado, que la hacen difícil de digerir para aquellos que no estén acostumbrados al  cine de arte oriental.

Sobresalen los clásicos personajes cliché que no pueden faltar en cada narración japonesa y el humor insertado de manera forzosa sale a relucir  de una manera  completamente acartonada y sin gracia.

Cabe reconocer que el filme contextualiza muy bien la historia y nos deja ver las costumbres y ritmos de vida que se llevaban en aquellos años. Vale la pena en el sentido de poder apreciar los hechos en un entorno cultural real, sin embargo, los detalles están descuidados y la película pierde realismo. Es chistoso ver como los personajes hacen hincapié en que Hachi esta muy flaco y sucio, cuando en realidad el animal está completamente limpio y se le ve bien alimentado.

No se aporta nada del otro mundo en realidad, es simplemente como ver un capítulo de Remi: los mismos encuadres, el tipo de secuencia  y ritmo. Hablando de  una película de finales de los años ochenta puede comprenderse que no existieran los elementos cinematográficos suficientes para hacer una gran producción  y  pudo haber funcionado para la época, pero en realidad los dos factores que logran rescatar la película son por un lado la gran historia que desarrolla y por el otro que desmenuza perfectamente la formula del cine dramático japonés de antaño.

Título original: Hachikô monogatari
País: Japón
Año: 1987
Director: Seijirô Kôyama
Género: Drama/ Familia
Reparto: Kaoru Yachigusa, Mako Ishino, Masumi Harukawa, Taiji Tonoyama, Yoshi Katô, Hisashi Igawa, Shigeru Izumiya, Kei Yamamoto, Kumeko Urabe, Chôei Takahashi, Saburô Ishikura, Shirô Kishibe, Hairi Katagiri.
Idioma Original: Japonés

Hollywood style

La segunda versión es el revival de la misma cinta  Hachi: A Dog’s tale (Siempre a tu lado), dirigida por Lasse Hallström  hecha bajo el enfoque hollywoodense y norteamericano.

Es una versión bien lograda en cuanto a que transmite fielmente el mensaje de la historia, aunque, por supuesto, completamente adaptado para poder ocurrir en un entorno norteamericano.

La narrativa visual es muy al estilo de las películas que protagoniza Richard Gere (Novia fugitiva o Mujer Bonita), quien interpreta al profesor,  una fórmula que si bien no aporta nada que no se haya visto funciona bien para el tipo de trama.

La  historia se va avivando poco a poco con los pequeños conflictos que se van insertando y no permiten que el filme se haga tedioso como en el caso de su predecesora japonesa.

La película explota muy bien los elementos emotivos de la narración real para lograr ofrecernos de principio, una comedia ligera que se va tornando poco a poco en drama  y que es capaz de conquistar al corazón más renuente.

En realidad, más importante que en dónde se desarrolla o cómo se cuenta, es la maravillosa historia de lealtad y amor que sucedió en Shibuya, de la cual los seres humanos tenemos mucho que aprender.

Título: Siempre a tu lado (Hachiko)
Título original: Hachi
Dirección: Lasse Hallström
País: Estados Unidos
Año: 2009
Duración: 94 min.
Género: Drama
Reparto: Richard Gere, Joan Allen, Sarah Roemer, Jason Alexander, Cary-Hiroyuki Tagawa, Erick Avari, Davenia McFadden, Robert Capron, Bates Wilder, Robbie Sublett
Guión: Stephen P. Lindsey

17 diciembre, 2010

Elementos del estilo Ganguro

Redacción BAMBOO

Las chicas que siguen el estilo Ganguro buscan imitar la apariencia de la rubia bronceada norteamericana, al menos en principio, ya que esta tendencia ha cambiado en los casi 20 años que tiene de existencia y ahora presenta varias subespecies.  

Sin embargo, se puede decir que los elementos esenciales del estilo Ganguro son:

Piel muy oscura (con loción bronceadora y maquillaje), pelo muy claro (plata, oro, rosa, blanco). Brillos faciales, adhesivos con forma de lágrima o corazones en las mejillas. Labios claros (blanco, azul o rosa) y párpados blancos con delineado negro. Pestañas postizas extra largas.

Uñas con decorado muy pesado. Grandes cantidades de pulseras, collares y anillos de estilos infantiles, tiernos y femeninos.  Broches de flores o piedras brillantes en el pelo.

En cuanto a la ropa, son obligados los zapatos o botas de plataforma y las minifaldas.