Posts tagged ‘Leng T’che’

25 septiembre, 2011

Fórmulas secretas de Shaolín

Antonio Ambriz-Avendaño (*)

Recientemente, entre las curiosidades que se encuentran de ordinario entre los efectos de un bazar olvidado en una pequeña ciudad de esta provincia, he hallado un antiguo volumen que, bajo otras circunstancias, hubiera pasado desapercibido para mí. Luego de mis experiencias en las fuerzas armadas federales y el forzoso paso por el mercenariato en naciones emergentes, he hallado un útil recurso en las añosas páginas del libro en cuestión:

Secret Shaolin Formulas for the Treatment of External Injury: Chapters One Through Ten of Shao Lin Si Mi Fang Ji Jin : Highlights of Shaolin Monastery’s Secret Prescriptions” Orally Transmitted by Patriarch De Chan/Recorded & Arranged by Monk De Qian/Translated by Zhang Ting-Liang & Bob Flaws/Second Edition Revised and Edited by Bob Flaws… sin fecha visible…

El volumen se ocupa de los secretos de la medicina tradicional herbolaria china, enfocada al tratamiento de heridas internas producidas en combate, concretamente a las de los guerreros Shaolin, por lo que resultaba también sumamente práctico para remediar algunos padecimientos que mis años de armas y sus andanzas me han ocasionado.

read more »

30 marzo, 2011

LENG´TCHE (II) El Otoño en Pekín

Antonio Ambriz-Avendaño

(A Liu Xia y Liu Xiaobo, con solidario fervor)

JUSTO cuando las hojas comienzan a caer, del mismo modo “la vieja manera de pensar del gobierno chino”, (Dalai Lama dixit)… o ESO quisiéramos… Las estructuras crujen desde su interior, sólo que su trémula resonancia sólo se escucha desde fuera de la Gran Muralla.

El reciente otorgamiento del Nobel de la Paz 2010 al disidente encarcelado representa una bofetada al sistema y al stablishment  gubernamental chino. Tan así es, que baste solo ver la airada reacción oficial, que  califica de “obscena” la designación y  ha llamado  a consultas a su embajador en Noruega.

read more »

29 noviembre, 2010

Leng T’che/ Primera entrega

 Antonio Ambriz Avendaño

 (Muerte por mil cortes, también llamada “Muerte de los mil y un cortes” o “Muerte de los cien pedazos” (en chino, 凌遲, Ling Chi o Leng T’ché) fue una forma de suplicio chino utilizado hasta principios del siglo XVIII para ejecutar penas de muerte, hoy día abandonado. La práctica consistía en descuartizar al reo, que previamente era drogado con opio y atado a un poste. Los pedazos del cuerpo eran depositados ante el reo, que era mantenido con vida hasta terminar con una decapitación o la extracción de un órgano vital/ Brook, Timothy et. al.; Death by a Thousand Cuts; Harvard University Press. / N. del A.)

Como si el “sadismo” fuese virtud exclusiva de la China milenaria y patrimonio intangible de su cultura, hemos edificado mediante la influencia de occidente, ese siniestro lugar común llamado “tormento chino” para referirnos a una situación o persona que resulten intolerables a nuestro común denominador del “buen gusto”.

No advertimos, empero, que, con semejante referente, estamos envolviéndonos con el místico halo de la hipocresía judeocristiana, que en otros tiempos hizo gala de la más inaudita saña para perseguir y torturar a sus oponentes, o a quienes creía como tales, y es señal de estos tiempos de intolerancia rampante.

Tampoco la venda del puritanismo y las buenas maneras nos permite percibir que el placer rayano al éxtasis tiene una frontera sutil y macabramente cercana y vecina cuasi hermana del dolor extremo.

read more »